Roger Santiváñez: 7 poemas

ROGER SANTIVAÑEZ 1

Roger Santiváñez, Piura, 1956. Militó en el movimiento Hora Zero y fundó el movimiento de revuelta Kloaka, en la violenta década de los 80. Ha editado y colaborado en diversas revistas de poesía. Desde 2001 reside en Estados Unidos, país donde obtuvo un doctorado y en el que actualmente se dedica a la enseñanza y a la escritura. Ha publicado los siguientes libros de poesía: Antes de la muerte (1979), Homenaje para iniciados (1984), El chico que se declaraba con la mirada (1988), Symbol (1991), Cor cordium (1995), Santa María (2002), Eucaristía (2004), Dolores Morales de Santiváñez (Selección de poesía 1975 – 2005) y Amastris (2007). Y en prosa poética narrativa la nouvelle Santísima Trinidad (1997), Historia francórum (2000), y el libro de relatos El Corazón Zanahoria (2002). El 19 de julio pasado en la Feria Internacional del Libro de Lima, presentó el libro “Sagrado. Poesía reunida 2004-2016 (Peisa). Los poemas que siguen han sido tomados de ese volumen.

 

Adonáis

1.
Lienzo lamido lexus puedo contemplar
Purísima aparición religiosamente viva
Pace rebaño en el silencio del cordero

Visor encarnecido rombo de rodillas
Coelis sanctus en descomposición

Gema jerma ábrete corral corrido
Warike lampo cachina huida
Lámpara ampara Mara

Mármara murmura radio futura
Hiera herida hiende tu risa
Freshca free frágil preferida

Frugal aposento de la nueva especie

De “Eucaristía” (2004)

 

 

Camotal

1
Adolescente en jumper salida
Del tren de las seis a Lima
Hermosura difícil de alcanzar
Siempre al borde la mar azul

Nunca le des la espalda fue el
Consejo mil años después en Yacila
Entre cholos bolicheras & el alisio
Que a Alicia dejó senos al aire

Memorias chiquitas de las playas
Donde Madre me mimaba con
Azul fulgor de nueva ropa’e baño
Volver a su Callao deseo eterno

Vivir en la mar sabrosura de
Pintura más refresca & pactada
En la nada de un poema & en
La rada en que fallece la gaviota

2.
Jamás se dio el regreso murió
En otro cielo más travieso
& el desierto supo de percebes
Corales caracoles estrellas

Invocadas fui llevado a conocer
Su puerto mas no fue Constitución
Sino el Nuevo Puerto de la yerba
Reunida con Jimmy a la volada

Hendrix a todo volumen en la radio
& el auto sometido a redada policial
Qué belleza de la mar hirviendo
& todo el movimiento de la Brava

Oh Chucuito salvó a mi hermano
En los tiempos de la polio incurable
Pero a mi quién me salva
Del recuerdo de este camotal.

De “Labranda”, 2008

 

 

Labranda
3.
Pelo negro sobre tus hombros blancos
Anochece sobre nosotros abrazados
Difumínase el día en bóveda santa

Entreluces luces rosada rosa lozana
A la luz del crepúsculo crecen tus crespos
Ocultos en seda angelical

Un silbo del aire se aproxima luna
Sobre el cielo de Lima brilla & rebrilla
Nimbo plateado bañando tu cabellera

En la quietud curvada ancestral
Retama viva & nocturnal surgiendo
En la penumbra recogida en tu regazo

Esplendor de tu espalda esbelta &
Recostada brote en la fuente verdi
Dorada adherida al bordado carmesí

De “Labranda”, 2008

 

 

1. [Dríades]
A la sombra selvaggia canto silente
Quietud amena transparencia de
La orilla su son en avanzada sol

De súbito sobre la grama en
Soledad & la corriente hacia
Dónde va todo es verde en trozos

Refulgentes melódicos silbidos
Que no acierto a descifrar los
Gansos-bebé en fila india surcan

La clara superficie marrón & la
Canción se hace brisa en los
Guijarros translúcidos al repliegue

De las ondas mínimas concéntricas
Mientras la estela vibra imper
Ceptible una pequeña bahía es

Luz inusitada sobre el césped
Arboles plenos de verdor aves
De pecho naranja iluminación oh

Diminutas albas mariposas a ras
Del colibrí sombra otra vez aca
Ecida en la Natura que me in

……………. Vade el corazón & lo paltea

 

 

1.
Césped cubierto de hojas otoñales
Ciertas ramas en lo alto ya están secas
Su ocre color entre el verde primaveral
Resistiendo la metamorfosis combina

O puede ser un raro grosella que
Tal vez a ella le encantara en
La intimidad de esta mañana con
Templativa una ardilla sube por

La rueda de una bicicleta en su
Parqueo y la luz es tan clara
Aún sin sol mas algo ensombrece
Súbitamente el mundo enloda

Su quietud bañándolo de impercep
Tibles gotas celestes cada vez más
Locas me impelen a dejar esta

Terraza color de las estrellas ausentes
Ahora en la luciérnaga del diurno
Afán por registrar la dulzura

Impregnada tras los cristales serenos
Donde brilla la calma y se limpia
La muerte transformada en belleza
Una fresa que con toda su pereza
Se derrama en la boca del amor

De “Raven Hill”, en Silva, 2015 o 2014

 

 

6.

Parecía irreversible aquella vida despotricada se cambiaban de vereda cuando me veían venir pero mis vocablos seguían sonando bajo la gran noche sudamericana taladro que le abrió el pecho al hermano de un repucho ay chucha y ahora ni un chim pum callao te salva pensamientos la retina se llena de anilina en el febrero aciago pero no había nada completo apelativos cuyos warikes eran tácitas estalactitas de las covachas más desgraciadas del río
Sabías que pronto volabas a otros paraísos falsos tan ciertos como las vendimias de cualquier valor mientras las cristalinas aguas en la noche recorrían su cauce inadvertido infiltrados rayas en la placita nada lograban sino inspirarse desaparecidos en la eventual tierra de los predicados agónicos voluptuosas mozas del partido reían a calzón quitado vislumbradas por las luces finitas en filamentos de mercurio con su borster más antes de llegar al horizonte
Laxitud dorada que en los músculos se asienta funerales exquisitos demudados frenéticas jugadas buitres por la pistas rituales benditos que sin embargo se alzaban en violencia inusitada se encaballaban cuando ya nadie podía respirar nada más la página brillaba en la oscuridad de lámpara azul proliferando memorias enlazadas adheridas a la herida de mi alma encadenada pero las lágrimas ya no son trifulca momias agitadas socorro dije help como el 65

7.

Tenía que quitarme antes de mancar en amancaes acá todos somos pendejos y el más pendejo es un huevón dijo coqui un espectro de cadáveres se excluye sumergidos supresión de los acápites enriquecidos autonomía rumorosa como la rosa de la más turbada incoherencia cohesión de la mente y los sollozos abultados en las verijas ya no teníamos más qué hacer ni adónde ir florecía despacito la dulzura de la zanahoria
Hubo un aterrizaje simbólico en lo no dicho del amor pero no penetración tergiversadas puntuaciones en el dormido espacio excomulgados fronterizos en el cielo firulete deforme organismos que arrancan a funcar como las piedras incas allí te hinca la inyección vital volvieron las primas carmelitas el tizne de los días se hacía aire con la mentira de lo suscitado la impronta del corazón no servía sino quizá el plumaje acurrucado de los detenimientos
Médula que se bulboraquídea planicies serranas antediluvianas piuranas desérticas almohadas categorías existidas previamente a la descomposición del yo carnívoro el encé-falo grama perfora la lluvia de lima aspas versátiles chupan los dátiles esbozos de mi soledad subterránea parietal prenatal psicosis felices escribiendo de madrugada conciencia de las olas de la mar brava se magnifican sorna y lorna archivadas en la santidad de mi canción

De “New Port” (2015)


roger santivañez 2

El movimiento vanguardista de poesía Hora zero: De derecha a izquierda, Tulio Mora, Dalmacia Ruiz Rosas, Enrique Verástegui, Carmen Ollé, Oscar Orellana, Carlos Ostolaza, Róger Santiváñez y Eloy Jáuregui. Recital Mayor de Hora Zero en el bar El Canchón, ubicado en el Jirón Huancavélica del centro de Lima. Dalmacia y Róger se acababan de incorporar a Hora Zero por invitación de Jorge Pimentel (Febrero de 1981)

*Los poemas aquí publicados fueron escogidos por el escritor, crítico y docente Antonio Vera Jordán, autor de la novela Tampoco es sudoku (2014) y editor de La Perra Gráfica. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: