Siete miradas a la Crítica Literaria en Bolivia (5): Claudia Bowles

critica literaria libros HAY VIDA EN MARTE presenta siete entrevistas a escritores y académicos bolivianos, que dieron su opinión sobre la actualidad de la Crítica Literaria en el país (¿Existe la crítica literaria en Bolivia?, es la primera pregunta), que sirve (esperemos) para ver de qué manera esta disciplina analiza y acompaña la producción literaria nacional. La quinta colaboradora es la crítica y docente universitaria cruceña Claudia Bowles.

¿Existe actualmente una crítica literaria que acompañe la producción de literatura en Bolivia? (Si la respuesta es sí , ¿a qué críticos y qué trabajos destacaría? Si la respuesta es no, ¿a qué se debe esta carencia de análisis?)

La crítica literaria ha mantenido un ritmo discontinuo pero de gran calidad en nuestro país. Si tenemos como uno de los más activos en los últimos 30 años, a Luis Antezana (Cachín) y partimos de su trabajo, encontraremos varios otros nombres significativos. Blanca Wiethüchter, Ana Rebeca Prada, Eduardo Mitre, Renato Prada Oropeza, Leonardo García Pabón, por nombrar algunos. Y más recientemente, Rubén Vargas, Mauricio Souza o Mónica Velásquez, y por supuesto Marcelo Villena, por ejemplo. ¿Por qué lo esporádico de los trabajos? Pues porque creo que estos escritores (pues también lo son) no se dedican de forma exclusiva a la producción de textos críticos o a la investigación en el campo de la escritura literaria. Combinan actividades como la docencia (u otras) con eventuales actividades de crítica. Y esta labor, que es una escritura de diálogo con con la obra literaria, requiere de mucho más tiempo y lecturas complementarias ( contextuales y co-textuales) del que se supone. Filosofía, historia, estética, y el mismo campo literario en su conjunto entran en juego a la hora de juzgar y apreciar una obra o a un autor.

¿Se puede hablar de una característica de la crítica literaria boliviana? Si es así ¿Cuál es?

Pues pese a lo escaso que puede parecer, me parece que los autores que he mencionado trabajan con una gran seriedad y apelando a otros discursos ( la semiología, el análisis del discurso, el psicoanálisis, los estudios culturales) de modo que su producción es rica y académicamente muy bien sustentada.

¿Qué tan importante es que la crítica literaria se ejerza en medios de comunicación masivos como diarios y revistas?

Es vital. La crítica, apelando a un nivel de divulgación, es vital para que los autores sean conocidos y además, reconocidos. Llegar a ellos es un primer paso ( el lector a los autores); reconocer su calidad y proseguir el círculo de difusión, es un segundo paso. Y mucho de ellos ocurriría con un aporte desde el comentario literario ( por lo menos) desapasionado. No vamos a subestimar al lector tampoco, por supuesto. Creo, es más, que en Santa Cruz, hay grupos de lectores algo pequeños, que con el “boca a boca” han logrado acceder a algunos autores poco conocidos tanto nacionales como extranjeros, gracias a sus propias percepciones. Porque en algún modo, también ejercen la crítical. Son lectores experimentados. Podríamos nombrar a varios periodistas locales por ejemplo, con un evidente buen grado de conocimiento de autores, que bien podrían considerarse críticos.

¿Cuál es la importancia de las carreras de Literatura para la crítica literaria? ¿Cuánto le afecta a la producción crítico-literaria de Santa Cruz la ausencia de esta carrera en sus universidades?

Varios de los nombres que he mencionado antes, están ligados a la actividad académica literaria. Ya sea porque se formaron en ella y ejercen la docencia y la investigación, ya sea porque además de producir también se acercaron (posgradualmente) a la literatura ( el caso de E. Mitre y Wiethüchter por ej.) que no solo hicieron o hacen poesía, sino un buen trabajo crítico. Indudablemente se ha podido combinar la sensibilidad poética con la capacidad de análisis que requiere la crítica, que obviamente, también pasa por lo sensible. La formación teórica “formal” puede no ser indispensable, pero es importante. Nosotros ( el país) es una muestra de ello.

¿Cómo se puede sustituir esta falta de una carrera de Literatura en Santa Cruz? ¿Los talleres literarios son una opción?

Hace falta una carrera de literatura en Santa Cruz. Pero esto lo digo desde un deseo más personal, pues experimento que con la carrera de Filología Hispánica, cubrimos parcialmente un vacío en el área de lengua y lingüística, pero no en el área de literatura. Y nuestros egresados, que son pocos, sin embargo suelen ser tan dedicados, que solos van ampliando su universo de acción. Los talleres literarios responden a otra estrategia y ubicación de roles, tanto del tallerista como del asistente. Son una actividad que también debería existir y desde una carrera de literatura, además de nacer bajo el auspicio de otras instituciones culturales.   Claudia Bowles es licenciada en Letras Modernas, por la Universidad Nacional de Córdoba, (Argentina). Es docente de materias como  Literatura Hispanoamericana, Teoría Literaria,  Estética y Crítica Literaria y Semiología. Ha  elaborado  la Edición Crítica de las Obras completas de Raúl Otero Reiche, Roberto Echazú, Germán Coimbra Sanz, y ha participado de la publicación Hacia una Historia Crítica de la Literatura Boliviana con un artículo sobre el Julio Lucas Jaimes (Brocha Gorda).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: